La versatilidad de un talentoso pintor de pies

Xiao Feng Gui nació el 17 de febrero de 1975 en la aldea de Qianjin, en la provincia de Zhejiang. Cuando era niño, perdió sus brazos a causa de una descarga eléctrica. Rápidamente aprendió a escribir con los pies y a cuidarse. Con la inmersión en el arte, encontró su propia suerte en caligrafía, pintura y grabado de sellos. Le llevó 12 años aprender a grabar sellos. Mucho tiempo de práctica para perfeccionar su arte con un pincel y herramientas de grabado. En 1995, completó su educación en artes visuales en el instituto Xiwang en Hainan. Fue enseñado por profesores de la Academia China de las Artes. Hoy sus obras son coleccionado por personalidades de China y el extranjero.Su búsqueda progresiva e incansable del avance fue objeto de muchos premios e informes de los medios.

Él aprecia la compañía de su esposa Fan Yan, quien es su mayor y constante soporte. Él dice: “El mayor arrepentimiento en mi vida es que le debo un abrazo a mi esposa. La mayoría de las personas tienen manos para manejar su vida, pero yo he perdido los brazos. Solo puedo usar mis pies a los que debo mi segunda vida”.